Transferencia de embriones congelados

Transferencia de embriones congelados en Tucson

La transferencia de embriones congelados incluye la descongelación de embriones previamente congelados (crioconservados) para ser transferidos a un útero preparado. La crioconservación de embriones permite a nuestros médicos controlar la cantidad de embriones que transferimos al útero, reduciendo de esta forma las probabilidades de gestaciones múltiples. Este proceso también permite almacenar los embriones para uso futuro.

¿Cómo funciona la transferencia de embriones congelados en Tucson?

Cultivamos todos los embriones hasta la fase de blastocisto, o el quinto día del desarrollo embriónico. En un ciclo típico de fertilización in vitro, se producen típicamente de tres a ocho blastocistos. Los blastocistos tienen células muy pequeñas y se congelan y descongelan con una tasa de supervivencia de 95 por ciento. Los embriones se congelan individualmente, permitiendo su uso posterior, uno a la vez.

La preparación de la pared uterina es simple para la transferencia de embrión congelado. Típicamente usamos una forma de estrógeno en píldora para estimular la proliferación de la pared uterina. Luego, cerca del día 14 del protocolo, comenzamos a añadir progesterona. Los blastocistos descongelados se transfieren el sexto día después del inicio de la progesterona.

¿Por qué son necesarias las transferencias de embriones congelados?

En el Reproductive Health Center, la mitad de nuestros ciclos de fertilización in vitro no tienen una transferencia de embrión fresco porque la pared uterina no está tan receptiva como quisiéramos. Niveles altos de estrógeno, síndrome de hiperestimulación, pólipos o fibromas uterinos o paredes endometriales demasiado delgadas o demasiado gruesas, evitarán que ocurra la trasferencia fresca. En estos casos, los blastocistos son crioconservados y trabajamos en hacer receptiva la pared uterina. Una vez los problemas de pared uterina han sido corregidos, preparamos los embriones para su transferencia.

Éxito de transferencias de embriones congelados en Tucson

Anteriormente, los embriones congelados no eran tan eficaces en crear embarazos como los embriones “frescos”. Con técnicas de laboratorio mejoradas y con el enfoque en la receptividad del útero, las tasas de embarazo entre embriones congelados y embriones frescos favorecen a los embriones congelados.

Los embriones pueden almacenarse en nitrógeno líquido durante décadas sin sufrir daño. No ha habido ninguna información que muestre que los embriones previamente congelados tengan más defectos de nacimiento o enfermedades genéticas que los embriones frescos. La facturación por almacenaje de embriones congelados se hace anualmente.