Inseminación intrauterina (IUI)

Inseminación intrauterina en Tucson

La inseminación intrauterina se recomienda frecuentemente en casos de infertilidad masculina, como bajo conteo de espermatozoides, mala movilidad del esperma, o parejas cuya infertilidad permanece sin una explicación. El esperma es suministrado por el esposo o compañero varón de la mujer, o por un donante anónimo. Este proceso se utiliza también en mujeres solteras que desean concebir, y parejas del mismo sexo que desean crear una familia.

Proceso de inseminación intrauterina

Debido a que muchas parejas esperan hasta más adelante en la vida para tener hijos, concebir puede resultar más difícil. Si una mujer ha intentado quedar embarazada durante seis meses a un año, o continuamente no tiene éxito en llegar al final de un embarazo, podría ser el momento de buscar atención médica de un especialista en fertilidad. Si está teniendo dificultades para concebir, no está sola. Veinte por ciento de las parejas norteamericanas son infértiles. Es importante saber que nuestra clínica de fertilidad en Tucson puede proporcionarle una variedad de opciones disponibles para ayudarle a alcanzar las metas de su vida y familia.

La inseminación intrauterina es a menudo el primer procedimiento que reciben los pacientes, porque es menos invasivo y el costo es menor que la fertilización in vitro (FIV). Las tasas de embarazo para este procedimiento varían entre cinco por ciento y 20 por ciento por intento por ciclo. Las tasas de éxito varían dependiendo de su edad y su diagnóstico general de fertilidad.

Preparación de semen

Antes de que pueda ocurrir la inseminación intrauterina, el esperma tiene que lavarse para asegurar que solamente los espermatozoides más saludables se utilizan en el procedimiento. El lavado del esperma separa las células espermatozoides del semen, eliminando células sanguíneas blancas, mucosa y líquido seminal que pueden interferir con la fertilidad, a la vez que elimina espermatozoides muertos o que se mueven lentamente, asegurando la mejor probabilidad de fertilización.

Procedimiento de inseminación intrauterina

Usando un catéter flexible, el médico insertará el esperma dentro del útero de la mujer. El procedimiento es sencillo, como un Papanicolaou, no requiere anestesia, y puede hacerse en cuestión de minutos, directamente en nuestras oficinas de Tucson. Después de 15 o 20 minutos usted podrá volver a sus actividades diarias normales.